lunes, 20 de marzo de 2017

Encuentro en Ordizia para conocer y conversar sobre derechos, empoderamiento y participación de las mujeres #8MOrdizian

Este primer encuentro del 20 de marzo, organizado por el Área de Igualdad del Ayuntamiento de Ordizia, a las 19:00 horas en la Casa de Cultura Barrena, pretende convertirse en un espacio de reflexión y debate para todas aquellas personas interesadas en informarse y contribuir a la disminución de las brechas de género.
Fue un placer escuchar y conversar con Maggy Barrère Unzueta y las demás personas que se acercaron y compartieron de viva voz o en Twitter en #8MOrdizian sus impresiones sobre los temas de debate.

¡Muchas gracias a Carmen Cares, Kristina Altuna, Joxe Miguel Santamaría por la invitación!

A continuación la presentación que utilicé:

lunes, 13 de marzo de 2017

Participación en Aula Abierta "Construyendo ciudad desde la ciudadanía" de la #HEIeskola

El martes 14 de marzo a las 18:00 horas en el Palacio de Villasuso, participé en "Construyendo nuestro modelo de ciudad desde la ciudadanía" organizada por la Escuela Abierta de Ciudadanía del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz con la participaión de José Ángel Cuerda, Melania Moscoso y Martín Gartziandia.

¡La ciudadanía pintamos!
Las paredes de Vitoria-Gasteiz nos cuentan historias. Y la ciudadanía pintamos más de lo que nos creemos. Comparto mi interpretación personal de algunas de las historias que nos cuentan los murales colaborativos de mi querida ciudad, Vitoria-Gasteiz... en marcha!
¿Qué modelo de ciudad?
No me gusta la palabra "modelo". Me suena demasiado a moda y a postureo. "Paradigm(od)as" demasiado presentes... que marcan "tendencias" y orientan las inversiones públicas, no basándose en necesidades reales de las personas, sino en "necesidades construidas" por lobbies en Europa (ciudades digitales, gobierno abierto, administración electrónica...) dando lugar a burbujas léxico-innovadoras que no mejoran realmente la prestación de servicios públicos). Modelo me evoca: lo correcto, la respuesta, lo ideal, algo cerrado, estable, contundente, paternalista, envidiable.

Me gusta más hablar de prototipo y experimento que reutiliza elementos (como un mosaico con teselas diversas que por separado no aportan mucho, pero colectivamente, hacen composiciones geniales, aportando cada una su color, forma, textura diversa). Un prototipo / experimento, me evoca: una posibilidad, de otras muchas posibles; en cambio y adaptación; interdependencia, complejidad, diversidad.

¿Qué Vitoria-Gasteiz deseo, quiero, anhelo, sueño...?
Una en la que las personas que vivimos en ella cuidemos, sostengamos, respetemos la ciudad y a quienes vivimos en ella. Una ciudad sostenible social, medioambiental y económicamente (superando postureos "green" y ríos y zonas verdes llenas de plásticos, por el mejorable civismo de la población que no deposita los residuos en los lugares correspondientes. Una ciudad que apueste por la cultura y por la agriCultura. Una ciudad con memoria colectiva que reconozca, recuerde a quienes hicieron y hacen posible la ciudad. Una ciudad que aprende y que comparte lo que tiene y sabe, para ser más sabia y abierta. Una ciudad, Vitoria-Gasteiz, a la os invitamos a venir, no solo para que "gastéis" vuestro dinero, sino para que "ganéis" calidad de vida, "gustéis" y "gocéis" con las posibilidades que encontréis en ella y decidáis quedaros a vivir y a desarrollar en ella vuestros proyectos vitales.

¿Cómo tomar parte - participar en nuestra ciudad?
Podemos influir con nuestras decisiones cotidianas de consumo, trasladar incidencias al teléfono 010 (945161100) o enviarlas vía web por medio del Buzón Ciudadano y su correspondiente app para smartphones. Participar en colectivos vecinales o de manera individual en los órganos de participación; tomar parte en procesos participativos vinculados a las diversas políticas públicas en la ciudad; y otros canales institucionales (petición de información, consulta popular, etc...). Y participar en numerosas organizaciones, colectivos, asociaciones de la ciudad.
Foto: Elaboración propia del "Triunfo de Vitoria"

jueves, 2 de marzo de 2017

Cuento con Ciencia y con uso inclusivo del lenguaje #EducaIguales

El siguiente "cuento" es una actividad que nos proponen al alumnado del MOOCintef Educar en Igualdad.

Achim terminó de limpiar la sala, apagó la luz y cerró la puerta. A la mañana siguiente se inauguraba la nueva exposición "Las Viñetas se llenan de Ciencia" en el museo Artium de Vitoria-Gasteiz. Mientras se cambiaba, Achim pensaba en sus dos hijas recientemente adoptadas, a quienes recogería en casa de su hermano quien las estaba cuidando. Echaba de menos a Luis, su pareja, quien estaba de viaje y le acababa de enviar un mensaje por Telegram para que viera los paisajes nevados de Islandia. Achim sonreía mientras pensaba que al menos en su ciudad lucía el sol.

Mientras, en la sala de exposiciones, las primatólogas salen de sus viñetas y Dian inicia la conversación: Jane, Biruté ¿habéis visto cómo han titulado la exposición en la que estamos?

Pues no, dice Jane. Biruté y yo estábamos concentradas realizando una observación a una familia de chimpancés. Pero, ¡vaya título! ¿no? "Locos o genios. Los científicos en el cómic".

Yo sí me había dado cuenta, dice Marie Curie. Es algo que he vivido toda mi vida: a las mujeres no nos nombran aunque evolucione nuestra especie como dice Charles que evoluciona...

Me sorprende que sobreviva la especie humana con lo poco que nos gusta cambiar y adaptarnos, dice Charles Darwin. Ya dije hace tiempo que“no es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio”.

Será por aquello de que "la imaginación es más importante que el conocimiento" responde Albert Einstein. Quienes escriben "¿Locos o genios? Los científicos en el cómic" se imaginan a mujeres y a hombres... ¿y para qué van a tener que cambiar su manera de expresarse?

Seguramente desconocerán que lo que no se nombra no existe, apunta Richard Feynman.

¡Pues yo creo que debemos hacer algo! responde enérgica Rosalind Franklin. La ciencia, el lenguaje y la vida cotidiana no pueden ni deben estar separadas.

Eso es! No es justo que por ser mujeres no hayamos sido nombradas ni reconocidas en nuestras vidas. Y no es justo que siga siendo así, indicó Lise Meitner.

Estoy con vosotras, señala Galileo Galilei. Nunca he encontrado una persona con quien no pueda aprender algo… Y hoy he aprendido, que podemos utilizar el lenguaje de manera inclusiva, por ejemplo, hablando de locura o genialidad en lugar de locos o genios, para nombrar a todas las personas.

¡Cuánta razón tienes Galileo! Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano, apuntó Isaac Newton.

Me habéis hecho reflexionar. Y voy a repensar mis frases, por ejemplo aquella que decía "todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro". Desde ahora será, "toda persona puede ser; si se lo propone; escultora de su propio cerebro" dijo Santiago Ramón y Cajal.

¡No perdamos tiempo!, propone Hedy Lamarr. Alan, ayúdanos a contactar con alguien que nos escuche y pueda ayudarnos.

Muy bien, contestó Alan Turing, ya que durante el día volvemos a ser viñetas y no podemos hacer los cambios necesarios en el cartel con nuestros medios, vamos a contactar con alguien que nos ayude.

¡Esto es genial!, agradeció Barbara McClintock. Si sabemos que estamos en el camino correcto, si lo sentimos, entonces… no importa lo que nos digan.

Eso es, Barbara! yo pienso que “el gran problema del mundo es que las personas tontas y las fanáticas siempre parecen muy seguras de sí mismas, mientras que las personas más sabias parecen llenas de dudas” comentó Bertrand Russell.

Horas después, Alan Turing dice: Escuchadme, he contactado con una persona que más o menos se ha cuestionado lo que hemos estado conversando entre viñetas, a ver si logra transmitir la necesidad de cambios en el nombre de nuestra exposición para nombrarnos a todas las personas y las diversas identidades de género sean nombradas y reconocidas en la Ciencia. ¡Vamos allá!
Dicen que no saben por qué no hay vocaciones científicas femeninas: 
locOs, geniOs, científicOs... #LoQueNoSeNombraNoExiste 
en @ARTIUMVitoria vía @mentxuwiki

"Cuidando no solo las imágenes sino también el lenguaje.
Mejorando con la ayuda de todas las personas"

Respuesta de Museo Artium vía Twitter

***
Muchas gracias al Museo Artium de Vitoria-Gasteiz por su receptividad. Usar el lenguaje de manera inclusiva no es fácil. Como todo en la vida, cambiar nuestros hábitos cuesta. Pero cuando tomamos conciencia de la importancia de nombrar, lo notamos cuando no nos nombran y nos invisibilizan porque #LoQueNoSeNombraNoExiste.

La exposición  "Las Viñetas se llenan de Ciencia" está abierta hasta el 31 de marzo de 2017. Muy recomendable y con mucha documentación y recursos para visitarla varios días... y no terminar de digerir todos los recursos disponibles.

miércoles, 1 de marzo de 2017

Las palabras hieren... y no se las lleva el viento #EducaIguales

Desde el MOOCintef  Educar en Igualdad nos proponen reflexionar sobre la importancia fundamental del lenguaje, cuyo uso no es neutro y sobre el contenido de las palabras utilizadas para insultar a una mujer o a un hombre con este caso, uno de tantos...

Mary Beard vía Wikimedia Commons
La feminista e historiadora Mary Beardgalardonada el 26 de mayo de 2016 con el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales, en 2015 fuera blanco de insultos a través de las redes sociales por su apariencia física no por el contenido de su programa “Venga, cállate, querida” [BBC[Vídeos]  sobre cómo los hombres a lo largo de la historia han tratado de callar a las mujeres en el British Museum. A raíz de estos insultos, muchas personas se manifestaron en su apoyo, especialmente mostrando admiración por su labor de divulgación, sus investigaciones y su libertad. Así lo hicieron la periodista Elvira Lindo, quién publicó Las palabras hieren y Daniela Jerez que hacía un análisis similar en Quién es Mary Beard y porqué ha inspirado miles de mujeres
Mary Beard se miró al espejo e hizo recuento de todos aquellos insultos que estaba recibiendo, “fea, gorda, vieja, puta, maloliente, desagradable, mal vestida, mal follada, machorra…”. Mary Beard localizó al estudiante de 20 años que le insultó con "Puta (...)" y habló con él y con su madre. También habló con el autor de una web que colgó una foto de la investigadora con una vagina sobreimpresa en su cara. Charló con ellos y con otros tantos y publicó en su blog la crónica de estas conversaciones  (Elvira Lindo).
Y entonces, Mary Beard, decidió investigar desde cuándo comenzaron los insultos en contra de las mujeres y nos deja una conclusión significativa: “¿Qué pensarías de tu marido, de tu hijo, de tu hermano o de tu mejor amigo si te enteras de que es autor de tan repugnante insulto? Yo me sentiría desazonada y pasaría a explicarle lo que NO aprendió de niño: que las palabras hieren (Daniela Jerez).
Y seguimos hiriendo y dañando. A diario oímos insultos a niños y niñas a quienes se les considera diferentes, sencillamente porque no actúan, no visten, no juegan, como la mayoría. Madres, padres, abuelas, abuelos, profesorado... de manera (in)consciente llamamos y etiquetamos al futuro de nuestra sociedad para que reaccionen, no estimulándole normalmente en positivo, sino penalizando sus conductas con adjetivos en los que la debilidad es femenina y la fuerza masculina. Y estas palabras, por desgracia, son palabras que no se las lleva el viento: el lenguaje nos marca a fuego cómo debemos ser, qué se espera de nuestros comportamientos y actitudes... para toda la vida, hasta que tomamos conciencia, desmontamos y reseteamos prejuicios, estereotipos y creencias que nos hacen daño.

Hace años leía a Anne Phillips:
“El canon liberal insiste en que nuestras diferencias no deberían importar, pero, en sociedades manejadas por los grupos de interés, es deshonesto aparentar que somos iguales. De hecho, mi propia visión de un futuro deseable es de un androginismo algo pasado de moda, y espero que llegue un momento en que ya no se nos trate más como a hombres o mujeres, sino como a personas, Pero una cosa es desear ese futuro y otra muy distinta es querer que las diferencias desaparezcan”. (Phillips, 1998:323).
La diversidad de identidades de género (andróginas, transgénero, posgénero...) quizás nos aporten nuevas miradas del mundo, maneras de ser y de sentir, de expresarnos, de comunicarnos. Y nos aporten mucho para superar dualidades, binaridades (0-1, blanco-negro, X-Y) y bipolaridades que nos alejan de los matices de nuestra grisácea realidad compleja.
Identidades de género vía Wikimedia Commons