jueves, 5 de octubre de 2017

¿Por qué escribo?

Convivencia, por Yael Artsi.
Parque de Judimedi de Vitoria-Gasteiz
Hace tiempo que quería dedicar un rato a aprender claves (consignas como dice nuestra profe Maite Alejo) para convertir los hilos de ideas, que van y vienen por mí, en palabras tejiendo frases y párrafos. Por fin este año me he apuntado a un taller de Escritura Creativa de los centros cívicos de Vitoria-Gasteiz. Mis sensaciones tras la primera sesión, fantásticas: reencuentro con Maite, con quien coincidí en el taller "Escribo, luego soy" impartido por Lola Fernández Sevilla el año pasado (donde coincidí también con mi querida Macarena, a quien me encanta leer, achuchar...). Somos un grupo diverso y que pinta muy bien. 3 hombres, con la autoestima en su sitio. 11 mujeres, algunas mostrando debilidades, dudas... pero con ganas de aprender y estimarnos.

La primera propuesta de Maite, ¡de lo más sencilla! (para nada...) Escribir un texto para responder a la pregunta ¿Por qué escribo? Tras unos minutos de trabajo individual, leímos las razones de algunas personas escritoras consagradas. Yo me quedé con la respuesta de Carlos Fuentes a la pregunta ¿por qué escribo? que es: ¿por qué respiro? 👌

***
¿Y yo? ¿Por qué escribo? Escribo para ganarme la vida. Pero quiero escribir para sentir mi vida. Escribo como me enseñaron en la escuela: en línea recta y, a ser posible, sin faltas de ortografía. Pero ¿Por qué escribo? Escribo porque soy afortunada. Porque muchas mujeres lucharon para que sus biznietas, nietas, hijas, sobrinas, vecinas pudiéramos escribir, leer, contar, trabajar, decidir, tener derechos. Escribo porque quiero ser una partícula de polvo de estrellas de palabras en el universo de Internet. Porque quiero contribuir a visibilizar a mujeres referentes en la galaxia de Wikipedia. Escribo porque así aprendo y porque quiero compartir lo que acabo de aprender. Escribo porque si no, olvido. Memoria de pez. Escribo porque la Historia hoy debemos escribirla con miradas diversas, superando las dicotomías de victoria-derrota, ganar-perder. Escribo sin escribas, yo conmigo misma, para quien me quiera leer. Escribo más en pantallas, menos en papel (cuando llevo un rato escribiendo a mano, tengo agujetas). Escribo porque me gusta dejar constancia de lo que digo. Porque me gusta releer, modificar, repasar, rehacer... antes de enviar un e-mail. Prefiero escribir a llamar por teléfono. Prefiero el e-mail al Whatsapp. Y cuando me llega al buzón analógico una carta escrita a mano de alguien que me aprecia, desde hace un tiempo, de la emoción, me echo a llorar.

¿Y tú, por qué escribes? 📝

9 comentarios:

Venan Llona dijo...

Hola Mentxu, has hecho trampa, en lugar de escribir y tratar de esforzarte en sacar de tu cabeza todo eso que bulle, has recurrido a citar a un autor ajeno.
¿Por qué escribo yo?
En mi caso, mi objetivo primario es compartir conocimiento, mi conocimiento, tal cual lo tengo, intentando en lo posible que pueda ser útil para una tercera persona. Aprendí esto gracias a una comunidad de la que me siento orgulloso de pertenecer, #aprendices y en la que sólo por el hecho de formar parte de ella, podías compartir lo que sabías, preguntar a quien supiera y quisiera compartirlo contigo y aportar y recibir, a cambio de nada, sólo a cambio de estar y participar, activa o pasivamente.
En parte también escribo para seguir el modelo de personas referentes en mi entorno y que sus pensamientos influyen en mi, una de las cuales eres tú y cómo escribes, sobre lo que escribes y que no es otra cosa mas que un pequeño reflejo de quien tú eres, una gran persona.
Encantado de saber que algunos egos están en su sitio. Todas deberíamos ser un poco más "mujeres".
Venan.

Mentxu Ramilo Araujo dijo...

Gracias por tus palabras, Venan! El texto a continuación de *** es de cosecha propia 😊😘

Macarena dijo...

Por Dios, Mentxu, ¡escribe! Escribe siempre. No dejes de escribir, no dejes de reproducirte en palabras que conformen frases y lancen al vuelo ideas, tus ideas: peregrinas, divertidas, interesantes, fantásticas...; con tu enfoque único, tu barniz de ser especial y entrañable. No dejes de escribir para que podamos seguir leyéndote y compartiendo la suerte de tenerte por ahí.
Pásame tu dirección postal, anda. Que te voy a escribir una carta a pluma pura, que a mí no me salen agujetas, jajaja... Sea por hacerte feliz, aunque sea un ratito :-)
Te quiero mucho, amiguita.
Macarena

Unknown dijo...

Yo escribo porque soy mucho más feliz cuando lo hago; mi vida es mucho mejor. Gracias por compartir tus palabras, Mentxu, y por darle alas a este debate;)

Unknown dijo...

Soy Lola Fernández de Sevilla, respondiendo a través del móvil, y no sé por qué no me deja firmar... jaja...

Mentxu Ramilo Araujo dijo...

Querida guaparena, te quiero en modo analógico y digital. Leer y releer tus textos es genial! La próxima semana te paso la dirección. O mejor, te pasas un día por mi barrio 😉😘

Mentxu Ramilo Araujo dijo...

😂 gracias por pasarte por aquí Lola! Que sigas siendo feliz y compartiendo tu felicidad 😘

aspaldiku dijo...

KAixo, mentxu:
Masterreko klasea prestatzzen ari naiz. y sigo en castellano, para que me entienda l@s colegas. estoy leyendo entradas en tu blog, y ¿por qué escribo? me importa siempre.
aparte, y como amante de las palabras, escritas o no, ¡qué bien escribes, olivarera!!!!
sigue escribiendo y provocando positivamente, que lo haces muy bien.
y yo, como macarena (¡qué nombre lindo!) también he pensado en escribirte a mano una carta. me gusta escribir a mano, y no lo hago casi nunca porque este siglo xxi no lo favorece nada....
besos
kontsu

Mentxu Ramilo Araujo dijo...

Mila esker, Kontsu! Un placer coincidir en esta vida!! Qué suerte tenerte de i(ra)kasle! 🎶🎹🐥😘