miércoles, 9 de mayo de 2018

Encuentro CONOCIMIENTO(s) para ser más LIBRE(s) #ConLibreVG

Para las personas "salseras" y enredadoras es siempre una tentación conectar a gentes diversas porque de esas conexiones siempre surgen nuevas ideas, aprendizajes, propuestas, experiencias, nuevos encuentros.

¡Te esperamos el próximo 26 de mayo a partir de las 9:45 en el Centro Cívico de Salburua de Vitoria-Gasteiz para compartir la mañana, la tarde y/o mañana y tarde aprendiendo y compartiendo saberes y sabores.

No es obligatoria la inscripción, pero puedes inscribirte si quieres recibir información previa de la jornada. El aforo es abierto hasta completarse. En caso de querer comer con las personas ponentes, SÍ que debes rellenar el formulario porque la reserva de plazas para comer es limitada.

Aquí tienes el programa que hemos preparado con mucho cariño. El fantástico diseño es obra de alaiondo.com


SALA Polivalente 2
9:45-10:00 | Presentación del Encuentro
Mentxu Ramilo Araujo, enredadora interdependiente

10:00-11:00 | ¿La suma de todo el conocimiento?
Virginia Díez, responsable de comunicación y comunidad en Wikimedia España (WMES)

11:00-12:00 | Presentación de experiencias
  • Saregune: Inclusión digital con software libre
    • Estíbaliz Cáceres Rey, dinamizadora TIC
  • Mujeres con Ciencia: visibilizando mujeres científicas en Internet
    • Marta Macho Stadler, profesora de la UPV/EHU y divulgadora científica
  • WikiEmakumeok: reduciendo la brecha de género en Wikipedia
    • Nerea Uriarte Goitia y Make Irigoyen Perurena, wikilaris
  • Sukaldean Solasean: Compartiendo saberes y sabores
    • Arantza Basagoiti Azpitarte, voluntaria de Goian
  • Mikrotextos: escritura y lectura para el aprendizaje en red
    • Consuelo Allué Villanueva, especialista en Didáctica de Lengua y Literatura 
  • Hezkidetzan Esku hartzen: tejiendo redes sobre coeducación en euskera
    • Beatriz Ugarte Maiztegi y Marisa Otaduy Bengoa, especialistas en coeducación 

12:00-12:30 | Pausa networking en Cafetería del Centro Cívico

12:30-14:00 | Conociendo nuestras creencias para liberarnos de nuestros dolores
Maite Goikoetxea Manso, fisioterapeuta y osteópata

14:00-16:30 | Comida + relax (reserva previa)

SALA polivalente 1
16:30-18:00 | Jugamos con la Ciencia
Mertxe J. Badiola, coordinadora de la red E&P Sarea (Experimentar y compartir)
Estefanía Calparsoro Forcada, investigadora de la UPV/EHU

18:00-18:30 | Pausa networking en Cafetería del Centro Cívico

18:30-20:00 | Autodefensa feminista [dirigido a mujeres]
Maitena Monroy, formadora en autodefensa feminista

20:00-21:00 | Cierre y propuestas…

Organizan: WikiEmakumeok - WMES

miércoles, 25 de abril de 2018

La camarera que dio nombre de flor a la revolución portuguesa

Celeste Caeiro vía Alzinous
Celeste Caeiro es la camarera que dio nombre a la revolución portuguesa del 25 de abril de 1974 que acabó con la dictadura salazarista portuguesa desde 1926 dando paso a un estado democrático republicano.

Celeste, vive con una pensión de 370 euros en una pequeña casa a pocos metros de la Avenida de la Libertad en Lisboa. Al menos eso decía El Periódico en 2016.

Hasta diciembre de 2017 su biografía no estaba en Wikipedia. Gracias a Camelia Boban de WikiDonne, vía Twitter logramos en pocos días que su bio estuviera en 11 idiomas.
No sé si su gesto y gesta tienen el reconocimiento que se merecen. Por mi parte, todo mi agradecimiento y reconocimiento a esa gran mujer que logró reescribir la Historia bélico-militar revolucionaria con dulzura y esperanza. Muito obrigada, Celeste dos Cravos!

martes, 24 de abril de 2018

El cambio en mí: transformando conflictos

Fuente: Rueda de emociones (Arancha Merino, 2015)
Le contaba a una sabia amiga [(quien con una palabra que le digas te monta unas jornadas), cuya identidad no desvelo porque su agenda de trabajo está petada y quiero que tenga algo de ocio y tiempo libre...] que he disfrutado mucho con un curso sobre resolución gestión de conflictos.

En mi época de estudiante de Ciencias Políticas y de la Administración nos hablaban (creo recordar) de RESolver de conflictos, pero las tendencias del momento hablan de GEStionar conflictos y mi amiga sabia me decía que ahora también se lleva TRANSformar conflictos.

Ha sido una delicia escuchar a y aprender con Isabel Martín! Creo que se lo ha pasado genial viéndonos cómo no resolvíamos e intentabamos gestionar y transformar los retos conflictivos que nos proponía para tomar conciencia de nuestras percepciones, actitudes, emociones, relaciones, comunicaciones, acciones y muchos más elementos que juegan en el proceso de analizar una situación, encontrar alternativas y que las protagonistas/implicadas pongamos nuestros recursos en juego para avanzar a otro escenario (ges-trans-res).

Cada frase que nos lanzaba Isabel era para tatuárnosla y quedarnos sin un hueco libre de piel. Ya el hecho de haber participado en este curso y de haber compartido situaciones, experiencias, dudas, inquietudes, risas... ha sido transformador. Y a partir de ahora, poco a poco intentaré ser consciente de cosas básicas a las que si voy en piloto automático no les presto la atención que debiera. Por ejemplo, de la misma manera que sé que debo salivar bien los alimentos antes de tragarlos (y lo mucho que me cuesta llevar esta acción a la práctica), escuchar (sin juzgar, sin que me afecte, sin aconsejar si no me lo piden) me parece todo un reto, más en mi entorno personal (la confianza da asco) que en el profesional, donde quizás, la novedad me hace ser mucho más respetuosa, atenta y  receptiva.

¡En fin, todo un fascinante proceso de autoconocimiento por experimentar y por el que caminar con mis errores, aciertos, aprendizajes y emociones! Mucho por aprender, entrenar, practicar y moldear para transformarme... La plasticidad de nuestro cerebro y nuestra capacidad para modelarnos es infinita, siempre que deseemos esos cambios que suelen abrirnos muchas más posibilidades y caminos cuando superamos los miedos a salir de nuestra (in)cómoda zona de confort. Si hace un año transformé mi manera de caminar con la ayuda de Maite Goikoetxea y hace 12 años me reseteé, cualquier otro reto, con constancia puedo conseguirlo... A mi lengua le gusta la idea... empieza a salivar más de lo normal :-P

sábado, 14 de abril de 2018

Ciencias Políticas y cosa pública

Mural del IMVG, 2009 
Fidelitas (ciudadanía) Victoria (ciudad)
y Fraudulentus (corrupto) en juego
Hace unos días me compartieron este chiste, que me han dicho que es viejísimo, pero no lo conocía.

- Buenas, quisiera matricularme en Ciencias Políticas. 
- Muy bien, coja un sobre. 
- Ah, pero...¿ya se empieza con esto? 
- Son los formularios de la matrícula, ¡idiota! 

De no ser conocida nuestra carrera en España, a ser la carrera del 15M, la de la gente tertuliana de vanguardia y a vincularse con la corrupción.

Para mí Ciencias Políticas (y de la Administración) es la mirada "normativa" al deber ser de la práctica política, que no partidista. En cualquier caso, las llaman "ciencias"... pero las personas tomamos decisiones basándonos más en creencias, emociones o intereses que en datos o siguiendo un método científico.

Vivimos en un contexto "cultural" con bastantes lagunas en cuanto a poner en valor lo público se refiere. Cuando se ponen de acuerdo izquierdas y derechas para privatizar servicios públicos, porque -nos lo vendieron así- lo público es ineficiente y lo privado es mucho mejor, es que el poder no está en los parlamentos, sino en los consejos de administración de las élites económicas de siempre.

Y, como me dijo una vez alguien a quien aprecio mucho, después de estudiar Ciencias Políticas, tendría que haber hecho Veterinaria, porque hay personas que se dedican "profesionalmente" a algo que debiera ser un servicio público, y para ellos no lo es, que son menos humanas que muchos animales. Personas que profesionalmente se definen como "políticas", personas que quieren vivir de ello y seguir trepando (inventándose títulos académicos o cualquier otro halo de grandiosidad...) para terminar pasando por puertas giratorias y sentarse en sillones de consejos de administración de empresas (a quienes se han hecho favores mutuos) con sueldazo y pensionaza asegurada.

Politóloga: (gracias al 15M está superado que no somos ni podólogas, ni políticas, ni políglotas) persona que analiza la política en alguna o en todas sus facetas y dimensiones (sistemas electorales, partidos políticos, élites políticas, comportamiento político, gestión pública, administración pública, políticas públicas, relaciones intergubernamentales... y muchos más temas...)

Política: arte de resolver conflictos de intereses sobre los bienes comunes para facilitar la convivencia en una comunidad (desde lo más cercano y pequeño -concejo-, pasando por ayuntamientos, diputaciones, gobiernos autonómicos, estados, uniones de estados... lo más alejado a las personas). La política es un servicio para mejorar la convivencia. La política no es una profesión. La política sirve para resolver problemas, no generar más. Si se crean más sin resolver los problemas que hay, tendremos que hablar de intereses partidistas.

Políticos/as: personas que representan a la ciudadanía, están a su servicio y llegan a acuerdos para hacer leyes y elaborar políticas que den respuesta a necesidades. Sus decisiones y pactos trascienden legislaturas y colores partidistas (a quienes logran esto les suelen llamar "estadistas" o "personas con visión estratégica...").

Intereses partidistas: práctica habitual de políticos/as que sirven a un partido o a intereses económicos (hilos que les mueven) o a su bolsillo. En numerosísimas ocasiones, se utiliza la expresión "la política es corrupta" para referirse al juego de representantes políticos/partidistas, que no resuelven problemas, generan más, imponen sus intereses partidistas y hacen intercambio de cromos (o regateo de bazar) al nivel que sea para lograr alcaldías, financiación, aprobar presupuestos, etc...

Idiota: persona no interesada por los bienes comunes, sino por su interés partidista (obviamente, el tipo del chiste que piensa en sobr€$).

Republicana: persona con interés en los asuntos públicos (en latín: res publica) que considera que todas las personas somos iguales, que no tiene que haber gente con privilegios de realeza, nobleza... y muchas cuestiones más. Hoy, 14 de abril, se recuerda la proclamación de la II República española.
❤️💛💜

jueves, 12 de abril de 2018

Señales (in)materiales

Cuando se levantó para salir, la bolsa mojada que le había entregado dejó una marca de agua en el suelo. Un charco de agua sin más. Para ella, una señal que le hizo reflexionar en su camino a casa. 

Esperaba señales inmateriales y le llegaban materiales, que a veces no necesitaba o no quería sentir necesidad de tenerlas.
¿Cómo enfocarlas? ¿Cómo intepretarlas? ¿Qué emociones le venían? ¿Cómo reaccionar?

Recordaba que los somormujos, como muestra de amor se regalan fango. Lo llevaría fatal siendo una somormuja que espera abrazos intensos.

Y pensó que quizás bastaría con decir "¿puedo abrazarte?, "abrázame", "¿nos abrazamos?"... o sin más, no decir nada, y fundirse en un abrazo reparador.

sábado, 24 de marzo de 2018

(D)espacio


Es3 Es4... rayando el Es5. 

La vida pasa
mirando relojes y pantallas.

"No tengo tiempo" 
"No me da la vida" 

Enfermamos, 
nos descuidamos. 

Despacio, en mi espacio 
En paz (yo) imperfecta. 
Me alivia.

sábado, 17 de marzo de 2018

#SinReglas. Erótica y libertad femenina en la madurez | Anna Freixas Farré (Editorial Capitán Swing)


En breve se presenta en Madrid, con participación de lujo, un libro (trabajo de escucha y de investigación) con vocación de visibilizar temas de los que no se suele hablar. Gracias Anna Freixas Farré por hacer protagonistas a las mujeres, por visibilizar prácticas naturales como la vida, por poner en valor la sexualidad y el placer de las mujeres mayores. Gracias por mostrarnos mujeres referentes. Sin duda, siempre es más fácil caminar por donde otras ya han explorado y superado mitos; han quemado creencias y pecados; y brindan por vidas que merezcan la alegría, todo el tiempo que duren...


Ya en mis manos el último libro de Anna Freixas Farré. Es una suerte poder tener referentes para conocer lo que viven, sienten, padecen... y poder seguir caminando, compartiendo y construyendo por el camino. Estoy segura que será un estímulo para la conversación, reflexión y planteamiento de acciones que visibilicen a las mujeres mayores como protagonistas, con deseos, ilusiones, esperanzas y todo lo que parece que a determinada edad, se les niega porque dicen que "chochean" (edadismo). ¡¡Por las viejas sin reglas!!

"Las mujeres mayores empezamos a cansarnos de algunas cosas"
(Apuntes de Anna en una Jornada sobre Edadismo en Leioa en 2017)

Anna Freixas reivindica la “necesidad de que las mujeres nos desprendamos de muchos mandatos que nos enferman”. Se refiere a un largo listado de “obligaciones” para las mujeres frente a las que aboga por que “pongamos nuestras propias leyes, nos marquemos nuestros límites y tomemos el control de nuestra vida” y, en definitiva, “poder decir ‘sí’ o ‘no’ y ser agente de nuestra vida, nuestra sexualidad y nuestro cuerpo” (Fuente: Carmen Bachiller, 2018)

jueves, 15 de febrero de 2018

miércoles, 14 de febrero de 2018

#Mikrotexto | Del romántico al compañero hay un trecho

Fuente: Elaboración propia
A Luis los atracones navideños, las discusiones cuñadiles sin sentido, ese aparentar felicidad… le superaban. Pero por su amada Helena…

Se vistió con la ropa nueva que ella le compró para la ocasión. Se echó el perfume que ella le regaló, respiró profundamente mientras se peinaba frente al espejo y se dirigió a la casa de la familia de Helena.

Su padre cocinaba y le reclutó para que le ayudara mientras Helena y su madre ponían a caldo a la prima Konstanza, quien por enésimo año excusaba su presencia a las comidas de Navidad, pero siempre invitaba a desayunar y a dar un paseo matinal por cualquiera de los recorridos y sendas del Anillo Verde de la ciudad.

—Pero ¿de qué va esta Konstanza? ¿Después de cenar, tomar unas copas y trasnochar hasta las mil, a desayunar a las 8 y pasear con el frío que hace?— decía Helena.

Luis escuchaba la conversación mientras su padre le adoctrinaba —Si quieres tener a Helena en el bote, es necesario que le sorprendas con tus encantos y tus dotes culinarias—.

Durante la cena, no dejaron de hablar y Luis casi no tuvo oportunidad de meter baza porque los temas de conversación en la mesa no le interesaban ni una pizca. Las botellas de vino se iban secando mientras Luis bebía agua del grifo. Luis se iba vaciando también a medida que sentía que poco o nada pintaba en ese entorno. Helena se dirigió a él en varias ocasiones con piropos como —¡venga Luis, no seas tan muermo!—. Luis no sabía dónde meterse.

Al despedirse, Luis se llenó de amor propio, miro a los ojos que durante tanto tiempo le habían querido decir tantas cosas y le dijo ­—Gracias Helena. Nuestra relación ha sido un aprendizaje para mí porque me ha hecho descubrir quién soy y qué deseo. Deseo sentirme protagonista de mi vida, no un apéndice u objeto decorativo de postureo de nadie. La de hoy ha sido la peor comida de Navidad de mi vida porque en lugar de agradecer, alegraros y disfrutar con quienes estábamos en la mesa; las conversaciones eran para poner a parir a cualquiera de vuestra familia por pura envidia. Te deseo lo mejor a ti y a tu familia. Espero que tú hayas sido feliz estos 5 años. Te pido disculpas si te decepciono, pero ya no puedo más. No deseo continuar con nuestra relación. Que te vaya bien y hasta siempre—.

Helena se quedó bloqueada sin poder reaccionar. Enseguida su madre y su padre fueron a consolarla —¡Tranquila, princesa! ¿Ves? Ya te dijimos que Luis no era tu tipo. ¡Ya encontraremos a tu media naranja!—.

Luis desayuna, pasea, se ríe, aprende, cuida, sufre, sueña, (...) vive desde la siguiente mañana con la compañera de la república interdependiente de su vida: Konstanza, quien ya no tiene que excusarse más para asistir a las comidas familiares.
Que viva el amor compañero y el compañerismo amoroso 
(Coral Herrera Gómez)
Fuente: Basotxerri, 2015 en Wikimedia Commons

domingo, 4 de febrero de 2018

#Mikrotexto | Dilemas

Fuente: GCBA, 2009  en Wikimedia Commons
—¡Pero qué hacés ahí sentada en el banco, Mafalda! ¡Llevamos esperándola una hora para jugar!

—Resolviendo un gran dilema, Manolito. ¿Vos qué preferiríais ser: una estrella de Rock o un Premio Nobel?

—¿Pero qué decís, Mafalda? ¿Acaso vos aspirás a ser algo de eso de grande? En cualquier caso tendría que hacer cálculos a ver qué me reportaría más plata.

—¿Y vos, Felipe?

—¡Estrella de rock, sin duda! Que me admiren y me quieran por toooodo el mundo!

—Susanita, ¿vos qué me decís?

—¡Que queremos jugar! ¡No nos hagas perder el tiempo, Mafalda! Yo, sin duda, me casaría con una estrella de Rock y, si me canso de su vida ajetreada, con un premio nobel de algo que entienda para no aburrirme también.

—¿Saben? No me han ayudado nada a resolver mi dilema. La cuestión es que yo quiero cambiar el mundo. Y no sé si podría influir más siendo una estrella de rock, que puede incidir en las emociones y los comportamientos de las personas; o bien ser nobel en Economía, por ejemplo, donde solamente una gran mujer, Elinor Ostrom, ha sido premiada con sus trabajos sobre los bienes comunes (casi todos ellos privatizados) tan necesarios hoy en día. Seguiré pensado en ello mientras jugamos a ser mayores... Aunque quizás debería disfrutar más mi niñez, que la vida adulta es un eterno dilema...

martes, 30 de enero de 2018

#Mikrotexto | Arroz con leche

Fuente: Eli123seo, 2017 en Wikimedia Commons
35 años sin volver a Valencia. Andrés tenía 15 años cuando su madre decidió dejar al maltratador de su padre y comenzar una nueva vida en California. Lo pasó muy mal los primeros años, pero después encontró su afición, que después sería su trabajo: diseñador de videojuegos.

Andrés recibió un correo electrónico donde le proponían montar su propia empresa de videojuegos en Alicante, en el marco de un proyecto de caza talentos "locales" que habían emigrado, o talentos del mundo que quisieran vivir en el cálido mediterráneo.

Se lo pensó, lo consultó con su pareja, a quien le fascinó la idea ​—por fin conoceré esa tierra con la que te emocionas tanto al hablar de ella  ​—le dijo; y con su madre, que tampoco había vuelto a su tierra y le dijo ​—una buena oportunidad de volver​—.

Preparó un ligero equipaje y se embarcó en esta nueva aventura. El vuelo nocturno llegó en hora, desayunó una horchata con fartons y se dirigió al lugar de la entrevista: un pequeño restaurante en el que hay que reservar con un mes de antelación, salvo si eres accionista del mismo, como era el caso de los empresarios que querían agasajar a Andrés.

Andrés estaba más pendiente de los olores, los sabores, las texturas de los platos que de las condiciones comerciales y ventajas fiscales que le contaban los cazatalentos. Esos sabores, esas texturas le resultaban muy conocidas. Se sentía como en casa.

​—Bueno, Andrés, entonces firmas, o qué? Imagino que no hay nada como volver a casa! Y con estas condiciones que te ofrecemos... Tienes más suerte que esta pobre gente del restaurante. Si no es por nuestro apoyo ya habrían tenido que cerrar. La dueña es ya muy mayor, está deseando jubilarse pero sus hijos no tienen el arte de Doña Juana​—.

Mientras llegaba el postre Andrés les contestó ​—Dejadme unos días para pensármelo​—.

Arroz con leche era el postre. A Andrés de repente le vinieron a la mente imágenes de su infancia, voces de sus primas y primos, olores familiares, la voz de su abuela cantando en la cocina mientras cocinaba el arroz con leche más sabroso y delicioso del mundo. Parecía escuchar a su yaya ​—Tienes que aprender a cocinarlo, Andresillo, que yo ya estoy muy viejita y te gusta tanto que si aprendes, podrás cocinarlo cuando yo ya no esté y a tu familia le encantará, como ahora lo disfrutas tú.

Andrés se levantó, excusó su ausencia por unos minutos y salió del reservado en el que estaban.

​—¡Le tenemos en el bote, Pepe! ¡Este ha ido a llamar a la parienta para decirle que firma ya!​—.

Andrés volvió con la cara brillando de emoción. ​—Ya he tomado una decisión​—. Los cazatalentos se miraban satisfechos. ​—Voy a ser socio de este restaurante con mi tía Doña Juana. El arroz con leche de mi abuela Luisa solo lo saben hacer mi madre y mi tía Juana. ¡Y ya es hora que aprenda yo también a hacerlo!​—.

​—Tendréis espacio reservado siempre que queráis y sea posible les dijo Andrés a los cazatalentos que aún no se creían lo que acababa de suceder delante de sus narices​—. Es lo menos que podemos hacer para agradeceros que este reencuentro familiar tras 4 décadas sin vernos.

martes, 23 de enero de 2018

#Mikrotexto | Pintar algo (y aprender a utilizar la raya de diálogo)

Fuente: Elaboración propia
Érase una vez una pluma estilográfica que vivía muerta de la risa en una estantería. Cada noche lloraba y lloraba. Y su llanto lo escuchaban bolis, lápices, rotuladores y pinturas del estudio donde vivían.

​—¿Qué te pasa? —le preguntó un lápiz—. ¿Por qué nos das la brasa cada noche con tus sollozos? ​ 
—Me siento frustrada —dijo la pluma—. Mi vida no tiene sentido. Vivo aquí tirada sin servir para nada... ​​
—¡Pues no sé por qué te quejas! —dijo un boli—. Vives rodeada de lujos ahí en la zona noble de la estantería donde nuestra humana guarda sus recuerdos, tesoros y premios. Mientras, aquí abajo ni nos guardan, ni nos cuidan. Nos dejan por ahí olvidados con la tinta al aire y nos secamos...
—¡Ay! —suspiró la pluma—. ¡Cuánto me gustaría a mí secarme del uso, viajar, recorrer papeles y sentir que pinto algo!

Mientras todo el mundo dormía en el estudio, a la humana se le apareció en sueños una hada que le hizo recordar como hacía mucho, mucho tiempo le encantaba escribir con pluma, sentir la tinta brotar mientras dibujaba palabras en el papel...

 ... Y a la mañana siguiente, la humana sacó de la estantería a la pluma, para volver a utilizarla de nuevo. La felicidad de nuestra pluma era inmensa. Por fin podría demostrar su arte y estilo gráfico!

Solo había algo que le extrañaba: las caras y cuerpos de algunas humanas cambiaban cuando le preguntaban a la suya —¿tienes boli? —y ella contestaba —No. Pero tengo pluma.​

____

Según la RAE: 
Raya. 1. Signo de puntuación representado por un trazo horizontal (—) de mayor longitud que el correspondiente al guion (-) (→ guion2 o guión), con el cual no debe confundirse. Cuando se usan dos rayas (una de apertura y otra de cierre) para introducir un inciso dentro de un período más extenso, estas se escriben pegadas a la primera y a la última palabra del período que enmarcan, y separadas por un espacio de la palabra o signo que las precede o las sigue; pero si lo que sigue a la raya de cierre es otro signo de puntuación, no se deja espacio entre ambos.

jueves, 18 de enero de 2018

Propuesta de "marca ciudad": Vitoria-Gustéis para #Fitur2018 y siguientes :-)

Siempre que mi abuela dice "sapato" le corrijo para que diga bien "zapato", con z, porque sabe decirlo bien, pero por pereza no lo hace. Cuando está hablando y dice algo que sabe que no está bien, me mira y las dos nos reímos...

Desde hace varios meses, dos fantásticas personas (a quienes quiero un montón y son casi tan chinches conmigo como yo con mi abu) me corrigen mi manera de decir en castellano Vitoria-Gasteiz. Me dicen que la "z" debe decirse "s". Y... la verdad... que yo sepa, la "z" en español de Castilla se dice "zzzz" no "ssss" como diría mi abuela (sapato, aseituna, saragosa). Raíz, perdiz, aprendiz no se dicen rais, perdis, aprendis... Además, si queremos que vengan a visitarnos, no vamos a decir a la gente "venid a Gasteis" 💰💱💷💸.
En castellano me muerdo la lengua al decir Gasteiz, y en euskara, mi lengua se queda guardadita mientras el aire sale entre los dientes.
En cualquier caso, aprovechando que las redes sociales digitales pueden contribuir a hacer consultas (nada representativas pero sí exploratorias y divertidas), me lancé a preguntar a mis gentes de Facebook y Twitter cómo dicen en castellano Vitoria-Gasteiz❓

Las aportaciones en Facebook fueron muy ricas y diversas. Y he aprendido mucho. Por ejemplo:
  • que hay una "z" euskaldun que es una "z" muy marcada y muy poco "s"
  • que hay a quien no le suena ni la S ni la Z final...y cuando intenta lo de Gasteiz le suena como CH, así como alemán
  • que en Gipuzkoa la Z es Z, en el resto de territorios se tiende pronunciar más como una 's'
  • que en batua la pronunciación es clara (pero no se aclaran cómo)
  • que en Bizkaia la pronunciación de la Z (= S), o la TZ/TS (=TS), suele ser distinta (ver dialecto bizkaino). 
  • Gasteiz (con una s que quiere acabar siendo una z) 
  • La Capi (y ya está, sin jaleos de pronunciación!)


Vía Twitter, lancé una encuesta y los datos me encantan: El mismo % de personas dice GasteiZ con z y Gasteiz con s.

Conclusiones preliminares: 
  • Puede haber normas lingüísticas, propuestas institucionales, estereotipos, tradiciones, usos y costumbres de la lengua... que propongan una denominación determinada por las razones que sean;
  • pero al final, cada persona y grupo de personas nombrarán de la manera con la que se identifiquen más o nos identifiquen más. Y está bien!
  • Así que propongo que nuestra "marca de ciudad" sea Vitoria-Gustéis, para que ¡todo el mundo la disfrutéis y la imaginéis como os apetez(s)ca!

jueves, 11 de enero de 2018

Aliños diversos para aceitunas: ¿Y a ti, cómo te gusta aliñarlas y/o comerlas?

Si eres de las personas que ve un olivo con aceitunas y le da por coger algunas; si en tu casa o en la de tu familia hay uno o varios olivos... ¿qué soléis hacer con vuestras olivas? ¿Las recolectáis? ¿Las dejáis de adorno y para que se las coman las 🐦🐦? Os cuento lo que hacemos en mi familia, para documentarlo y por si a alguien le sirve de inspiración.

Mi madre es la experta del aliño en mi familia. Suele meter aceitunas recién cogidas en garrafas con agua reposada para ir aliñando durante el año. Mi abuela es la experta de rajarlas una a una, con infinita paciencia... y una pizca de travesura: suele dejar algunas sin rajar para ver a quién le tocan...

A mi ama y a mí nos gustan las pekes (mi abu se desespera rajando las pekes). A mi abu, las gordas...y hasta sin rajar (con más amargor). Yo de peke no comía. Mi abu no tenía tiempo de rajarlas. En este vídeo viene su descripción de cómo las preparaba ella.

Cuando yo era peke, mi abuela no rajaba ni tenía tanto cuidado con las aceitunas (no le daba la vida), desechaba las pekes y solo aliñaba las más gordas para todo el año... No me gustaban nada 🙊 Ahora, mi ama coge pekes y gordas (para abu). Abu con paciencia infinita raja una a una las olivas, se les cambia el agua hasta que pierden amargor y mi madre las aliña de una de las millones de maneras posibles que hay para curarlas, aderezarlas, aliñarlas... imaginación al poder!!!

Creo que la innovación del rajado y de que me gusten se la debemos a mi ama (idea) + abu (ejecución). Yo me encargo de facilitar la tecnología que haga más sencilla la operativa. Y he descubierto que la navaja peke de victorinox es genial para esa labor!!!
  • Primer paso: recoger las aceitunas con cuidado y mimo, sin que se golpeen ni caigan al suelo (ordeñando suelen decir)
  • Segundo paso: limpiar las aceitunas e introducirlas en garragas de agua (a ser posible de cristal, y si no, pues de plástico, que estén limpias)
  • Tercer paso: ir cambiando el agua a las aceitunas, primero a diario, luego semanalmente... Las aceitunas que se van a conservar para todo el año (enteras), no hace falta cambiarles el agua tanto. A las que se quieran ir preparando para comer rajándolas, para acelerar el proceso de quitarles el amargor, sí. Bueno, hay quien se las come sin rajar y con más amargor... para gustos los colores!! En ese caso, ver vídeo de mi abu y listo.
  • Cuarto paso: se van rajando y metiendo en agua (reposada) para que se siga yendo el amargor. El agua suele ponerse sucia y hay que cambiarla periódicamente hasta que las aceitunas están aptas para comerse, antes o después (según gustos de mayor o menor amargor). 
  • Quinto paso: se aliñan a medida que se quieren ir comiéndolas, de las maneras que se os puedan ocurrir. Mi madre les echa sal gorda (una cucharada sopera por kilo, más o menos... ella lo hace a ojo), ajo troceado con cáscara y todo (si escucháis el vídeo prestad atención a lo que dice mi abu sobre los ajos), cáscaras de naranja (a ser posible solo la parte naranja, sin blanco), laurel, orégano, tomillo... lo que más os guste!! Y se dejan un par de días o tres solas con el aliño.
  • Sexto paso: ¡listas para comer! Si están muy sosas, se echa más sal; si están muy saladas, se meten en agua... Se pueden conservar hasta que se coma toda la tanda en agua reposada.

MUY IMPORTANTE: según tradición familiar (no sé la justificación científica) NO meter las manos en el recipiente en el que estén las aceitunas: solo utensilios de cocina de lo que tengáis (acero, madera, plástico, cristal...).

Las aceitunas tienen para mí muchos significados:
  • genealogía familiar: legado recibido que quiero conservar y compartir
  • supervivencia: en la época de la (pos)guerra a veces una de sus comidas principales eran aceitunas... algo de pan y algo más para compartir...
  • manjar exquisito: pan con aceitunas!! 
  • cata y valoración de la remesa de turno, paciencia y cariño para prepararlas...


Me encanta que en los olivos de Vitoria-Gasteiz haya gente que se anime a recolectar las olivas. 
A ver si se anima alguien que participó en la iniciativa a comentarnos cómo las han preparado :-) 
Fuente: Kiribilorepermakultura
¡Por la diversidad de sabores y colores! 
¡Por las aceitunas pekes y gordas,
verdes, multicolores y negras,
con hueso y sin él!
¡Por las amargas o dulces, de bote o caseras!
¡Rajadas, machadas o enteras!
¡Por el placer de comerlas,
a solas o en compañía,
con pan o con miel!

¿Y a ti, cómo te gusta aliñar y/o comer las aceitunas?

viernes, 5 de enero de 2018

De creencias, carrozas, magia e ilusiones

Bolo re(i)publicano portugués
Hace unos días, leía vía perfil de Twitter de la Biblioteca Nacional de España una noticia que decía que:
En el Evangelio de Mateo, el único texto bíblico que los cita, “se habla solo de unos ‘magos’, no se precisan sus nombres, ni que fuesen reyes ni tan siquiera que fuesen tres”, explica Javier Docampo, director del Departamento de Manuscritos, Incunables y Raros de la BNE.
Así que, puestas a reinventar y a reescribir la Historia, propongo:
Que la magia sea más diversa, divertida e inclusiva;
Que las magas y magos nos traigan ilusión para cambiar lo que no funciona en cada cual (creencias limitantes, estereotipos, miedos...), en nuestro entorno y en el mundo;.
Que los reinos y reinas, principados, ducados, condados, patriarcados y privilegios desaparezcan.
¡¡Que nazcan, florezcan y se extiendan las repúblicas* ecofeministas interdependientes!! ¡¡
Que seamos presidentas y presidentes de las repúblicas interdependientes de nuestras vidas!! 
* República: interés por los asuntos públicos, la gestión de los bienes comunes

"La Navidad, si significa algo, es ACOGIDA
Quien se ofende es porque quiere, no tiene base teológica"
Evaristo Villar (Teólogo) en ElDiario.es

PD: Increíble que en pleno siglo XXI, en una sociedad aparentemente occidental y evolucionada se cuestionen unas manifestaciones (Reyes Magos de Vallecas) por parte de otras manifestaciones y creencias que la razón no puede explicar y solo la fe puede con ellas (paloma + virgen = hijo de Dios, tres reyes, encuentro de la virgen del Pilar y el apostol Santiago, etc...)...
Mi carroza de República Ecofeminista

jueves, 4 de enero de 2018

#Mikrotexto | Escucharnos, sostenernos, cuidarnos

Foto: Mentxu Ramilo Araujo
Escucharnos, acompañarnos en nuestros procesos de aprendizaje.

Estar cerca para sostener el necesario duelo para desenmarañar hilos y tejer narraciones de hechos sin culpas, sin daños.

O bien hacer ovillos con hilos de pensamientos colores y guardarlos, regalarlos, desecharlos... sacarlos fuera donde no nos hagan daño...

Tener personas cerca que nos cuidan y sostienen nuestras vidas es una gran suerte. Cuando la red falla, saber que alguien nos acompañará y nos escuchará, sin prejuicios, sin recomendaciones de lo (in)correcto, nos alivia.

Que Noruega apueste desde lo público por la escucha y el acompañamiento a personas que lo necesitan, en lugar de, simplemente medicalizarlas, me parece un avance hacia la esencia humana.

lunes, 1 de enero de 2018

#FelizAño2018 || Sin prisas y con muchas pausas!!

Foto: Mayte Mimoso Piris
Deseo que en 2018 vayamos sin prisas 
y hagamos toooodddddaaaas las pausas 
que nos apetezcan en nuestros caminos 🐌

Una pausa⏸en el camino...
... para tomar aire, volver la vista atrás y disfrutar lo andado🎉
... para contemplar amaneceres y/o atardeceres 🌅
... para mirarnos, sentirnos, abrazarnos, cuidarnos 💜
... para respirar, reir, llorar, gritar, cantar🎶


​​
Una pausa⏸en el camino...
... para sentir nuestro cuerpo y nuestra mente 🔦
... para descargarnos de cargas innecesarias y recargar las pilas🔋
... para celebrar los reencuentros y los pasos caminados 👣
... para soñar nuevas rutas y proyectos💚

Un placer vernos, en nuestras pausas 
y en los caminos! 
💜⏸💜

sábado, 30 de diciembre de 2017

Balance del año 2017 y deseos para el 2018

Hayedo en la Sierra de Guillarte (Kuartango)
Foto: Mentxu Ramilo Araujo 
Como en años anteriores, llega la hora de hacer balance de mi ser interdependiente.

Este año 2017 me había propuesto trabajar menos y delegar más. Creo que lo he conseguido bastante. Así que me felicito por ello J

... Aunque hay proyectos que se me resisten: Más de tres años… y no me dejan irme del proyecto “Hezkidetza Esku Hartzen”. Además, con otro curso más corto (HezkidetzarenAlde Busti!) para alumnado de la UPV/EHU en mi querido Moodle, que tanto me apasiona por su tan cuadriculado ser… Es uno de esos proyectos de la vida en los que sigues por las personas, no por lo divinas que son tus tareas…

En marzo, participé en el Primer Encuentro sobre derechos,empoderamiento y participación de las mujeres en Ordizia (ver tuits). Fue un placer reencontrarme con Maggy Barrere! El 9 de marzo, en el Civivox Condestable de Iruña participé en la Mesa Redonda ¿Dices o Haces? La igualdad aún no es un hecho. El 11 de marzo en Amurrio Miriam Ocio y yo estuvimos contando el proyecto de Saberes de las Mujeres de laRED.

En marzo impartí también el taller de eAdministración organizado por el IVAP para la Diputación Foral de Álava. En 2018 espero delegar este taller en gentes que sigan trabajando los eTemas. He delegado también la tutorización de la asignatura sobre Políticas de eGobierno y eAdministración del máster de eAdministración y eGobierno UOC.

En junio tuvimos un super taller de finde semana "IKT Feminista: Empoderamiento digital feminista" en la Casa de las Mujeres deDonostia-San Sebastián. Aprendimos mucho y pusimos en práctica varias herramientas.

En septiembre de 2017 dejé de pertenecer al equipo NovaGob. Nueva gente y nueva savia siempre son bienvenidas en los proyectos! Mi intervención en las 35 Jornadas de Gerencia Universitaria de la CRUE en laUniversidad de Vigo espero que sea la última en bastante tiempo sobre temas en los que llevo 17 años trabajando y de los que necesito tomarme un respiro (y ver con el tiempo si la cosa mejora y me alegro por ello): eAdministración, eGobierno, eBurrocracia…

En noviembre, impartí en Oñati un taller sobre "Herramientas de productividad y trabajo en red" (#elkarsare) y me encontré un grupo muy diverso, con muchas ganas de aprender y de trabajar, con quienes aprendimos mucho. Les propuse hacer trueque de saberes: TIC a cambio de euskera J

Último año en el que participo en el "Proyecto ""Los saberes de las mujeres de los concejos de Vitoria-Gasteiz”. Espero que la incipiente red EMACOVI de mujeres del medio rural del municipio de Vitoria, que hemos ideo tejiendo siga creciendo y aportando valor a sus participantes.

Este año, Mikel Llona fue mi compañero excepcional en el Taller “Aprende a organizar la información con mapas mentales” que impartimos en la Araba Encounter en diciembre (#AE04).

En las Wikikedadas #WikiEmakumeok hemos creado 150 nuevas biografías de mujeres en Wikipedia. ¡Mil gracias wikilaris! Lo pasamos divinamente en las wikikedadas semanales. Lo pasamos genial en la jornada que organizaron desde la asociación Inurtxi en Etxebarri el 10 de junio. Hemos aprendido mucho con las visitas de Montserrat Boix, María Sefidari, Patricia Horrillo y Ester Bonet. Recibimos el Premio UR en Getxoblog, genial para visibilizar el proyecto. Pusimos en marcha el wikitalde de la UPNA. Terminamos en Saregune con WikiFiesta en diciembre jugando colaborativamente al Wikipalabra! Y con muchas ganas de seguir aprendiendo y compartiendo en 2018 con el wikiproyecto WikiEmakumeok!
Merendando tras completar
el primer rosco colaborativo de Wikipalabra :)

También me propuse escribir algo más en 2017 y… en el blog he escrito 22 posts (8 escribí en 2016). El taller de Escritura Creativa y los microtextos han ayudado bastante J

Balance del año muy positivo, en el que nuevas personas y experiencias han llegado a mi vida para quedarse, para seguir (des)aprendiendo, (de)creciendo y disfrutando juntas de los caminos de nuestras vidas.

2018 pinta muy bien, con un proyecto de investigación para los próximos meses sobre participación política de las mujeres en los concejosde Álava con el que espero aprender mucho y disfrutar más con las gentes y los lugares que vaya descubriendo entre entrevista y grupo triangular...

¡Que 2018 esté lleno de salud y de proyectos ilusionantes 
en todas las dimensiones de nuestras vidas!

domingo, 24 de diciembre de 2017

Microcuento de Navidad

Fuente: Mentxu Ramilo Araujo
Silvio paseaba por las calles de su ciudad. El frío y el aire gélido se colaban por sus ropas. Los días de fin de año siempre le invitaban a hacer balance y a recordar lo vivido: las personas que habían llegado a su vida, las que se había ido de ella… las que estaban pero era como si no estuvieran…

Le entristecía ver por las calles gentes sin casa habiendoen la ciudad tantas casas sin gente. Le entristecía ver las calles tan iluminadas derrochando energía y contaminando el ambiente. No podía creer cómo la gente era capaz de gastar tanto dinero en regalos y productos innecesarios mientras tanta gente lo pasaba mal durante todo el año para sobrevivir con dignidad.

Y pensaba que era muy afortunado por haber nacido en una familia con recursos, en un entorno favorable donde tenía todo lo que necesitaba y podía dedicarse a sus pasiones: la música, la escritura, la ciencia, la astronomía, la naturaleza…

Se llamaba Silvio porque su madre y su padre se conocieron en una fiesta mientras sonaba “Canción de Navidad” de Silvio Rodríguez. Pero Silvio era consciente que la infancia de su tocayo, en condiciones de pobreza, poco tuvo que ver con la suya, rodeado de atenciones y abundancia. Aunque se preguntaba si quizás Rodríguez no habría tenido más cariño, besos, abrazos, tiempo con su familia.

La familia de Silvio estaba muy ocupada trabajando para tener más dinero, para comprar más cosas, para aspirar a ser más felices… pero no tiempo para estar con él. A Silvio le cuidaba Alma, quien le escuchaba, le acompañaba, le enseñaba a soñar y a construir su vida conociendo sus fortalezas, debilidades, emociones y límites.

Silvio rompió con esa correlación “tanto tienes, tanto vales”. Quizás se lo podía permitir... Deseaba que cada día de su vida mereciera la alegría ser vivida. Pensaba que el tiempo de su vida era demasiado valioso para perderlo en actividades que no llenasen su alma, eso se lo escuchaba decir a Alma. El tiempo, su tiempo, es vida. Lo de “el tiempo es oro” (a parte de un programa de televisión de la era pre-Internet en el que concursantes encontraban las respuestas en enciclopedias), es una de tantas falsas creencias que nos intentan colar una y otra vez.

Llegó a su parque favorito de la ciudad donde la iluminación es mínima y es posible contemplar el firmamento. Le relajaba mirar al cielo, ver las estrellas y la luna. Mientras respiraba profundamente, cerró los ojos y deseó con toda su esencia conectarse con todas las personas y seres del universo que aspiramos a vivir en paz, armonía y justicia social… por FIN!

"La sabiduría, es el arte de vivir"
"Para vivir y ser lo que queramos ser, necesitamos libertad de pensamiento
(José Luis Sampedro)